Aloe brevifolia –

1487352_402127433312472_3286282193537523814_nNombre científico o latino: Aloe brevifolia

– Nombre común o vulgar: Aloe, Diente de cocodrilo

– Familia: Liliaceae (Liliáceas).

– Origen: Sudáfrica (El Cabo).

– Su nombre (“brevifolia”) deriva del poco crecimiento de las hojas.

– Áloe de pequeño tamaño, de 10 a 30 cm de diámetro.

– Planta suculenta en forma de roseta basal.

– Hojas de color verde grisáceo, triangulares y punzantes, presentando en los márgenes dientes.

– Produce numerosos retoños.

– En primavera, los tallos florales, de 50 cm de longitud, sostienen flores de color rojo brillante y en forma de campana estrecha.

– Usos: en rocallas formando grupos, en jardines mediterráneos de bajo mantenimiento, macetas, colecciones, etc.

– Luz: sol, aunque tolera la media sombra.

– Prefieren una tierra rica y arenosa.

– Riegos semanales en primavera.

10341721_402127449979137_147424167781442509_n

Anuncios

Aloe aristata – Nombre común o vulgar: Antorchas

10989162_10202630305913007_356646953919834640_n

Nombre científico o latino: Aloe aristata

– Nombre común o vulgar: Antorchas

– Familia: Liliaceae (Liliáceas).

– Origen: Centro de África.

– Rosetón pequeño, de 15 a 30 cm de diámetro.

– Rama floral que sale del centro de la planta.

– Luz: sol o ligera sombra.

– Temperaturas: mínimo -2ºC. Durante el invierno la temperatura idónea está entre 6 y 10ºC.

– Sustrato: estándar para cactáceas y crasas.

– Riego: en verano cada semana y en invierno poco o nada.

– Dejar que el substrato se seque entre riego y riego ya que los áloes temen el exceso de humedad (puede provocar la pudrición de las hojas y de la planta entera).

– Plagas: es una planta resistente a las plagas, alguna cochinilla.

Aloe Juvenna

CAM00660

Muchos conocerán esta especie de verla a menudo ya que crece muy bien al aire libre en climas cálidos. Físicamente se parece a una Aloe común, pero en miniatura.

–          Morfología: crece de forma vertical y agrupada. Sus hojas forman rosetas en espiral de color verde con motitas blancas y pequeñas espinas.

–          Clima: prefiere climas cálidos, y por tanto, el verano y la primavera. No soporta heladas, aunque después de estas volverá a brotar. Si el sol incide sobre ella, perderá su color verde brillante para convertirse en marrón rojizo, como le pasa a muchas otras especies.

–          Floración: Parecida al resto de su familia Aloe. Podremos ver una larga varita o gran tallo en cuyo extremo aparecen pequeñas flores con forma de pequeñas campanitas, de color rojo anaranjado.

–          Multiplicación: Muy fácil mediante la separación de hijuelos (nuevos brotes).

Para más información sobre esta técnica llamada “división de mata” pincha aquí.
También podemos lograrlo mediante esquejes de tallos. Para más información sobre la técnica de los esquejes de tallos pincha aquí.

–         Cuidados: No precisa ningún cuidado especial. Crecerá y se multiplicará rápidamente en climas cálidos. Se puede cultivar fácilmente en maceta o en el suelo.

10339730_325416200983596_2771659482413584302_n

Aloe variegata – Nombre común o vulgar: Aloe tigre, Pecho de perdiz (en crecimiento transplantada 29/11/14)

CAM00659

Nombre científico o latino: Aloe variegata

– Nombre común o vulgar: Aloe tigre, Pecho de perdiz

– Familia: Liliaceae (Liliáceas).

– Origen: Cabo de Sudáfrica.

– Este aloe miniatura mide entra 10 y 20 cm de ancho.

– Tiene marcas blancas en las hojas, de ahí su nombre común de “Pecho de perdiz”.

– Hojas triangulares, de color verde azulado.

– Inflorescencia ramificada de unos 30 cm de alto con racimos cilíndricos de 10-20 cm de largo que agrupan a 20 o 30 flores de un bonito color asalmonado (rosa), las cuales miden 3,5-4,5 cm de longitud.

– Se da en ejemplares de 3 años o más.

– Floración en invierno-primavera.

– Bueno para jardines de rocalla.

– Muy decorativa y adecuada para el cultivo en maceta.

– Vive bien en interiores.

– CULTIVO

– Luz: mejor en semisombra que a pleno sol.

– Temperatura: no resiste las heladas, a menos que sean débiles y de corta duración.

– Humedad: desea el calor y detesta la atmósfera húmeda, lo cual hace que esté indicado para el cultivo en interior.

– Suelo: compuesto estándar, añadiendo un 15% de arena gruesa.

– Riego: moderado durante los meses más cálidos, y casi nada en invierno.

– Es muy sensible a los excesos de agua, se pudre fácilmente.

– Debe procurarse no mojar el hueco central de la roseta de hojas.

– Abonado: se abona ocasionalmente.

– Multiplicación: semilla o enraizamiento de los retoños que emite a partir de su raíz o en la axila de las hojas.

– Una práctica necesaria para conseguir una buena cosecha de semilla es la consistente en forzar la polinización mediante un pincel de pelo fino.

Aloe vera

CAM00574

Aloe Vera: la reina de las plantas medicinales

Muy pocas plantas tienen tantas propiedades medicinales como el aloe vera. La llaman “milagrosa” porque guarda en su interior 75 compuestos beneficiosos para la saludEl jugo puede usarse externa e internamente. Refuerza las defensas, mejora la digestión, el metabolismo de la piel, la salud cardiovascular, desinflama y arremete contra virus y bacterias

En medicina natural el aloe vera es considerada “la reina de la plantas” porque posee propiedades excepcionales. Al ser un desintoxicante natural, se convierte en un gran aliado de la salud.

Se cree que el nombre de esta planta es de origen árabe. Alloeh significa amargo y brillante en árabe, y vera parece que puede provenir del latín y significa verdad. Es decir que el aloe vera esconde en su interior una amarga y brillante verdad. Desde tiempos remotos se conocen los efectos saludables del gel natural que contienen sus hojas. Históricamente fue utilizada como un bálsamo calmante, siendo aplicado externamente en cortes, raspaduras y quemaduras.

En la actualidad, el gel de aloe vera se ha hecho muy popular por su amplia utilización en productos de belleza, higiene y cuidado corporal. Pero su uso interno también resulta muy beneficioso para el organismo. El jugo de aloe vera contiene 19 aminoácidos, 20 minerales y 12 vitaminas, por lo que es un excelente suplemento nutricional natural. Se han identificado más de 75 compuestos saludables.

Quizá ya escuchaste lo mágico que es consumir aloe vera cuando estás enfermo tomando antibióticos. Su bondad está dada por los adaptógenos que ayudan al cuerpo a sobreponerse antes los cambios que producen los virus y enfermedades. Estos actúan elevando las defensas, haciendo frente a aquellas situaciones que generan estrés. Otra de las propiedades de esta planta es la de ser un antídoto perfecto para limpiar el tracto digestivo. Si sufrís de estreñimiento o diarrea, el aloe actúa como regulador y calmante porque mantiene la flora intestinal normal y libre de bacterias. El gel de sus hojas es beneficioso para el colon porque logra desechar las sustancias dañinas a través del tracto intestinal, manteniendo el colon y el organismo limpio de posibles toxinas. Además, es una buena aliada de quienes tienen colesterol alto: oxigena la sangre, propaga los glóbulos rojos y mejora su circulación gracias a que esta planta contiene nutrientes que ayudan a disminuir el colesterol y que regulan la presión arterial. La ingesta de aloe vera fortalece el sistema inmunológico, haciéndolo resistente ante la arremetida de cualquier virus o enfermedad. El jugo de aloe vera hoy se puede conseguir naturalmente de sus hojas, o en cápsulas y en polvo. El médico o el farmacéutico especializado en fitomedicina te explicará en qué dosis y cuántas veces ingerirlo.

Arañazos
Frotá la zona con abundante aloe

Durante las primeras 24 horas, y con la zona afectada por los arañazos esté perfectamente limpia, frotá con abundante aloe vera. Verás que el proceso de curación es muy rápido.

Várices
Calma el dolor en las piernas

Se obtuvieron muy buenos resultados con aplicaciones locales (fricciones regulares). Hacé un puré con la pulpa de aloe vera, ponelo en un recipiente y colocale un palito en el centro. Llevalo al congelador. Sacalo, dejalo derretir un poco y retiralo. Pasate el aloe sobre los lugares afectados. Repetí la aplicación a menudo.

El Jugo
Protege algunas bacterias benéficas

Los especialistas en fitomedicina aconsejan beber jugo de áloe vera cuando se esté tomando antibióticos orales. El uso de estos fármacos puede provocar una infección vaginal por levaduras porque los antibióticos matan las bacterias benéficas que combaten el crecimiento de las levaduras. El jugo de aloe vera es una medida preventiva natural, pero su efectividad no está garantizada. Mezclá el jugo de áloe vera (es amargo) con jugo de fruta para hacerlo más agradable si no te gusta su sabor. Podés dividir tu dosis diaria (de 50 a 100 ml) y tomarla durante la jornada con las comidas.

Uso bucal
Enjuagate para evitar el muguet

Quienes sufren de asma son propensos a las infecciones orales por el hongo Cándida, debido a los corticosteroides de sus inhaladores. Por eso recomiendan enjuagar la boca con jugo de aloe vera después de usar un inhalador para evitar el desarrollo del muguet.

Lee las instrucciones y las recomendaciones del fabricante cuando comprés una preparación comercial de aloe. Dichas mezclas pueden tener ingredientes adicionales con ciertas restricciones. Consultá antes al médico.

Desintoxica
Una planta rica en vitaminas y minerales

Codiciada por sus múltiples beneficios, esta planta tiene propiedades muy benéficas para el organismo. Esta cualidad hizo explotar su consumo y el interés de la gente por tener una de estas plantas en casa. Contiene las vitaminas y minerales que el organismo necesita para funcionar correctamente: vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B12, acido fólico, calcio, zinc, cromo, selenio, hierro, cobre, magnesio, entre otros.

Alergias
Alivia hasta las picaduras de insectos

Podés tratar con la hoja del vegetal la mayoría de las alergias de la piel. En estos casos aconsejan realizarse aplicaciones frecuentes en las partes afectadas. Rápidamente sentirás un gran alivio. De igual modo procedé con picaduras de insectos y de ortigas.

Arrugas
Se reducen y mejora el color de la piel

El aloe es una sustancia biogenética que estimula y hace revivir las células de la piel. Tiene propiedades hidratantes y un efecto astringente y estimulante. La piel reseca se vuelve tersa, las arrugas se suavizan y se reducen, y también mejora el color de la piel.

Acné
Contrarresta la infección

Primero tenés que limpiarte la piel y después masajearte con la hoja de aloe partida al medio dos veces al día, durante varios meses. De esta manera se contrarresta la infección, las células de la piel se activan fomentando la curación y reduciendo la formación de cicatrices. Hay que tener paciencia porque los síntomas pueden empeorar antes de lograr el efecto buscado. Consultar antes con el dermatólogo.