Mammillaria bombycina

20180130_183608

 

Origen: La primera descripción que se hizo sobre esta planta fué de ejemplares situados al este de Jalisco (México), más tarde se han ido datando otros ejemplares encontrados al norte de Aguascalientes, a una altitud de entre 2340 y 2500m.

Sinónimos: Chilita bombycina, Escobariopsis bombycina, Ebnerella bombycina, Neomammillaria bombycina.

Se trata de una especie estrechamente relacionada con la Mammillaria perezdelarosae, aunque la mayoría de ejemplares de esta segunda especie se encuentran solitarias mientras que la M. bombycina suele verse formando grupos.

Descripción: Puede verse como un sólo tallo solitario aunque tiende con facilidad a propagarse amacollando, dando lugar a agrupaciones que pueden llegar hasta los 90 cm de diámetro, que pueden formar considerables motículos con el paso del tiempo. Los tallos son globosos deprimidos con tendencia a hacerse columnares, de color verde brillante o verde grisáceo, que alcanzan una altura de hasta 14 cm y un diámetro de 5- 6 cm. Toda la superficie de los tallos está recubierta por tubérculos cónicos (tipico en las Mammillarias) entre los cuales podemos apreciar cerdas y lanosidad blanquecina. En cada areola surgen dos tipos de espinación bien diferenciada, la radial: espinación pectinada de aspecto cristalino, con cerca de 40 espinas blancas, finas, y rígidas (de unos 8 mm), la espusura de dicha espinación casi llega a ocultar el tallo; Y las espinas centrales: puede haber entre tres y ocho, generalmente cuatro, de hasta 20 mm, y con un color amarillento que se oscurece hacia la punta para alcanzar tonalidades que rondan entre el naranja y el marrón. Dichas espinas surgen rectas de la areola y se van haciendo ganchudas en su terminación. Las flores de esta planta suelen ser de color carmín brillante aunque se pueden encontrar ejemplares donde varía la intensidad del tono rosado, dándose en determinados casos tonos tan pálidos que se aproximan al blanco. Longitudinalmente se aprecia una franja más oscura a lo largo de cada pétalo. Cuando se polinizan estas flores dan lugar a un fruto de color verde pálido que se aproxima al rosado. La floración se produce al comienzo de la primavera.

Cultivo: Tiene fama de ser un cactus que no florece con facilidad pero resulta fácil de cultivar sin requerir ningún trato especial. Le sienta bien estar a pleno sol ya que de este modo se fomenta un crecimiento más vigoroso. Prefiere suelos relativamente humíferos. En cuanto al riego debe ser regular en verano (incluso soporta riegos bastante repetidos), y anularse en invierno manteniéndolas secas. Pueden soportar temperaturas de unos 4º C.

Propagación: Puede llevarse a cabo tanto por semillas como por la separación de los esquejes que amacollan desde su base.

Curiosidades:

Bombycina significa sedoso, brillante. Por lo que dicho nombre lejos de haberse asignado al azar, hace alusión al aspecto característico de esta planta.Existe una variedad de Mammillaria bombycina, “de espinas divididas”, que presenta una característica única dentro de los cactus conocidos. Dicha curiosidad se aprecia en sus espinas centrales, las cuales se ramifican. De la espina ganchuda característica surgen dos vifurcaciones laterales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s