Euforbia resinífera

10356719_367873946737821_6861187152968919152_nNombre científico o latino: Euphorbia resinifera

– Nombre común o vulgar: Euforbia resinífera

– Familia: Euphorbiaceae (Euforbiáceas).

– Origen: sudoeste de Marraquesch y en la Provincia de Tusa, en el Atlas; al este de Marraquesch (Marruecos).

– Tallos cuadrangulares de color verde grisáceo y espinas en forma de “V”.

– Crecimiento lento.

– Forma extensas colonias de 40-50 cm de alto que alcanzan 10-20 m de diámetro, constituidas por tallos ramificados desde su base, erectos, de color verde grisáceo, claro, con 4 costillas, costados estriados cuando la planta es joven pero después llegan a ser planos.

– Costillas ligeramente dentadas.

– Espinas de 5-6 mm de longitud, en grupos de dos, con una separación de 5 a 10 mm entre cada par.

– Plantada en una maceta ancha puede formar un denso grupo de tallos.

– Usos: rocallas, colecciones, jardines especializados, rotondas y por lo general zonas con muy poco mantenimiento.

– Su leche es medicinal o una droga que había sido un importante articulo de exportación en el puerto de Mogador.

– CULTIVO

– Luz: ligera sombra o sol.

– Temperaturas: clima cálido, no soporta heladas continuadas. Mínimo de 5ºC.

– Se puede cultivar en un cuarto de estar.

– Substrato poroso con poca materia orgánica (sólo un poco de mantillo de hojas o de turba).

– Regar generosamente durante el crecimiento activo, pero que no se acumule agua en las raíces.

– Regar apenas durante el reposo invernal.

– En invierno la planta no debe crecer porque las partes que se desarrollasen serían blandas y desgarbadas y la desfigurarían permanentemente. Para evitarlo, tener la planta ese tiempo en un sitio con mucha luz pero fresco, a una temperatura mínima de 10ºC.

– Multiplicación: esqueje o semilla.

– Una euforbia no puede fecundarse a sí mismo, por lo que hay que tener varios plantas de la mismo especie, a fin de obtener semillas.

– Como los semillas escasean, las euforbias se propagan por separación de hijuelos y por esquejado.

– Los esquejes se toman preferentemente del ápice de un tallo vigoroso y se cortan a la altura de un estrechamiento o de un punto de inserción.

– Se hace coagular el látex con un algodón húmedo y se deja la herida al aire durante varios días (2-3), o varias semanas, hasta que se seque y la herida del corte haya formado un callo de cicatrización, antes de ponerlos a arraigar en una maceta llena de una mezcla de turba y arena.

11050227_367873836737832_2393993082888166503_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s