Aptenia cordifolia ‘Variegata’

11024634_362155550642994_3403837452134059141_nNombre botánico: Aptenia cordifolia ‘Variegata’

Otros nombres: Dorotheanthus Mezoo

Nombre común: Planta del hielo – Rocío – Escarcha

Familia: Aizoaceae

Origen: Es natural del África meridional.

Cualidad: Es una magnífica planta perfecta para tapizar jardines rocosos o de piedras. Ideal para cubrir muros, rocallas y zonas gastadas de césped.

Condición: Perenne

Descripción: Produce un manto de hojas suculentas de pequeño tamaño de 1 a 3 cm de longitud, lanceoladas, de color verde azulado y con los bordes irregularmente teñidos de blanco.
Sus gruesos y suculentos tallos forman cuatro caras y pueden alcanzar más de 70 cm de longitud, son del mismo color verde pálido que las hojas y están libre de pelillos. La forma tipo tiene el follaje totalmente verde oscuro.

Disponer: Indistintamente en suelo o en cualquier tipo de contenedor.

Periodo de floración: Por lo general se prolonga en el tiempo mucho más que otras especies y es normal que las floraciones se sucedan a lo largo del año después de un breve periodo de descanso entre florecimientos.
Aptenia cordifolia
Flor: La forma de sus flores son como pequeñas margaritas compuestas de numerosos pétalos delgados de color rosa púrpura, aparecen en las axilas de las hojas y permanecen abiertas durante el día.

Situación: Es una planta realmente resistente y disfruta en lugares soleados, aunque puede tolerar situaciones de sombra parcial en circunstancias florecerá con dificultad o se limitará a desarrollar sólo follaje.

Singularidad: Los tallos pueden acomodarse tanto a una situación rastrera cubriendo una superficie sobradamente espaciosa, como hacerlos pender libremente en una posición colgante.

Riego: Las plantas que reciben un riego ajustado, ni excesivos ni muy exiguos, muestran un aspecto claramente más lozano que las que se dejan crecer a su suerte.
Conviene regar en relación a la temperatura ambiente, así a más temperatura riegos más abundantes.

Plagas: La cochinilla algodonosa si se instala en la planta favorece el ataque del hongo que ocasiona la negrilla.

Cuidados especiales: Su cultivo no presenta dificultades y tiene una buena resistencia ante situaciones de sequía. Regar el follaje con cierta periodicidad lo mantiene limpio y fresco.

Abonado: Durante su periodo activo se puede añadir un poco de fertilizante líquido al agua de riego cada 4 semanas.

Frutos: El fruto es una cápsula de poco más de un centímetro de longitud.

Curiosidades: En jardinería se emplea para controlar el crecimiento de malas hierbas.
Las heladas o el frío prolongado acaba con la vida de la planta, sólo en zonas de clima cálido puede continuar creciendo aun en invierno.

Reproducción: Reproducirla resulta tremendamente fácil y en cualquier época del año, simplemente hay que cortar esquejes de unos 10 cm y plantarlos en un sustrato con base arenosa.

11021119_362155530642996_7733868599461086339_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s