Kalanchoe fedtschenkoi

10543105_10202289627116250_1681939752_n
plantada 16/12/14

10846463_10202289552074374_5784464252481038695_n

Nombre botánico: Kalanchoe fedtschenkoi

Otros nombres: Bryophyllum fedtschenko

Nombre común: Calanchoe

Familia: Crassulaceae

Origen: Esta Calanchoe como la mayoría de especies que componen el grupo procede de Madagascar.

Cualidad: Es utilizada como planta de interior o para jardines rocosos y de bajo mantenimiento.

Condición: Posee un follaje permanente, aunque es usual que con el tiempo vaya perdiendo las hojas más bajas dejando los tallos privados de follaje.

Descripción: Se trata de un pequeño arbusto suculento de no más de 1 m de altura, cuyos tallos se van extendiendo de modo que acaban formando grandes colonias si dispone de espacio.
Las hojas son carnosas, ovaladas, de color azul verdoso, con los bordes ondulados y finamente perfilados por una línea de color rojiza. La intensidad y color del follaje puede variar a consecuencia de la luz solar intensa y también provocada por condiciones de sequía.

Variedades: Esta especie cuenta además con la Kalanchoe fedtschenkoi ‘Variegata’ . Esta variedad produce hojas gris azuladas con bandas de color crema a lo lardo de los bordes. El follaje ofrece un hermoso resultado decorativo.

Disponer: Se acomoda por igual al suelo o contendores, pero éstos se prestan mejor a la hora de trasladar a la planta a un sitio protegido en periodos fríos.

Periodo de floración: Finales de la primavera o inicios del verano.

Flor: En el extremo de los tallos aparecen los racimos colgantes de flores en forma de campana y de color anaranjado.

Situación: El mejor emplazamiento se encuentra a pleno sol o sombra parcial si se trata de zonas con veranos rigurosos. La variedad de hojas matizadas necesita de una claridad muy intensa.

Singularidad: Prospera bien en interior si se le proporciona un lugar luminoso, preferiblemente cerca de una ventana.

Riego: De manera regular en periodos de calor y moderadamente el resto del tiempo.

Plagas: La cochinilla algodonosa puede ser un contratiempo, en cuanto se vea alguna protuberancia blancuzca (principalmente en las axilas de las hojas) hay que eliminarla con un palillo de algodón humedecido en alcohol metílico.

Cuidados especiales: Tolera mejor la falta que el exceso de agua que pudre con facilidad las raíces. Tiene poca tolerancia al frío.

Abonado: Desde comienzos de la primavera hasta finales del verano se puede abonar quincenalmente con un fertilizante para plantas suculentas, añadiendo una pequeña cantidad al agua de riego. No abusar nunca del los fertilizantes, los excesos queman las hojas y puede dañarla muy seriamente.

Apunte: El apelativo “fedtschenkoi” hace referencia al botánico Boris A.Fedtschenko (1873-1947), que fue director del Jardín Botánico Imperial de San Petersburgo.

Curiosidades: En los tallos viejos es común que aparezcan largas raíces aéreas que hay que dirigir hacia la tierra.

Reproducción: Se propaga sin ningún tipo de problema a través de esquejes de tallo o de hojas. Esto puede realizarse a lo largo de todo el año, pero mejor si coincide con un periodo cálido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s