Stapelia variegata – Nombre comun Flor de lagarto, Camaleona, Estrella

11116206_10202940874157019_265419353_n11118914_10202940865476802_483005635_n (1)11164113_10202939866611831_30161940_n10801863_324367394421810_7995442489260846186_n

Nombre científico o latino: Stapelia variegata

– Nombre común o vulgar: Flor de lagarto, Estrellas, Camaleona, Estrella

– Familia: Asclepiadaceae (Asclepiadáceas).

– Origen: Suroeste de África.

– Evitar exceso de humedad.

– Planta crasa de pequeño porte.

– Tallos carnosos, glabros, ramificados desde su base y más o menos erectos que miden 5-10 cm de alto, con 4 costillas obtusas divididas en protuberancias agudas.

– Color verde o ligeramente grisáceo, a menudo con un moteado o pequeñas pinceladas de color rojizo.

– Flores en pequeños grupos de 1 a 5 a partir de la base de los tallos jóvenes.

– Los pedúnculos miden 2-5 cm de largo; su corola es plana, con forma de estrella de 5 puntas y mide 5-9 cm de diámetro.

– En el centro de la flor se observa un amplio anillo que alcanza hasta la base de los pétalos; su forma es orbicular o ligeramente pentagonal y su color es amarillo claro con manchas y puntos de color chocolate.

– Las flores tienen un olor cadavérico que atrae a los insectos.

– Stapelia variegata pueden ser recomendadas para los alfeízares de las ventanas.

– No resulta tan agradable la pestilencia de estas flores, en las cuales se encuentran a menudo, al cabo de dos o tres días, huevos de moscas.

– CULTIVO

– Cultivo muy fácil.

– Luz: semisombra.

– Humedad ambiental: lo más reducida posible. En verano debe situarse en un lugar ventilado.

– Temperaturas: puede resistir temperaturas de 2-3ºC en ausencia de riego. Con el frío las ramas se ponen rojas y arrugadas y es fácil que posteriormente se pierdan.

– Las stapelias gustan de pasar el invierno en reposo a 12ºC.

– Suelos bien drenados.

– Substrato: es necesario que los 2 cm más superficiales del compuesto estén substituidos por una capa de gravilla para evitar el contacto del cuello de la planta con la humedad, lo cual provoca frecuentemente la enfermedad conocida como “podredumbre negra”.

– Riego: evite que el substrato se seque, ya que los tallos se marchitarían.

– Debe mantenerse en el suelo una moderada humedad constante desde primavera hasta otoño. En invierno le conviene una sequedad, sin dejar que los tallos lleguen a arrugarse.

– Abonado: las Stapelia son suculentas con necesidades nutritivas medianas.

– Añadir 3 veces durante el buen tiempo un abono líquido para cactáceas.

– Plagas: cochinillas algodonosas.

– Trasplante: cada 2 ó 3 años, en primavera, en macetas estables, más anchas que hondas.

– Multiplicación: muy fácil el enraizamiento de tallos, para lo que puede emplearse forzado con plástico.

– Es una buena práctica renovar las viejas plantas utilizando algún tallo joven para propagarla.

– Para obtener los esquejes de stapelia, deje secar los secciones escogidas durante 4 ó 5 días antes de plantarlos para que cicatrice el corte.

– Las semillas germinan en muy pocos días, incluso en 12 horas si se utiliza forzado.

– Los meses más apropiados para la siembra de Stapelia son los de primavera.

– Las especies de Stapelia se híbridan fácilmente entre sí.

– La edad florífera a partir de semilla es de 2-3 años.

– La polinización de las Stapelia se lleva a cabo por las moscas.

Originaria del suroeste de África, se trata de una planta de tallos carnosos que se apoyan y de los que surgen sus variadas flores en pequeños grupos y en forma de estrella de cinco puntas, generalmente a finales de verano o principios de otoño, según las temperaturas de la zona. Suelen ser de color amarillo con manchas y puntos de color marrón y un gran anillo en el centro. Pese a que la planta es de tonalidades verdes y grisáceas, si la expones a pleno sol, verás cómo se tinta de rojo. La belleza y peculiaridad de sus flores contrasta con el olor desagradable que desprenden, aunque sólo se aprecia si te acercas mucho. Este aroma tiene como objetivo atraer a insectos polinizadores, por eso no es demasiado extraño que se formen algunas larvas en su interior.FlorLagarto2Fuente

Por tratarse de una planta suculenta o crasa, es de cultivo y mantenimiento muy sencillos. Puedes colocarla en el alfeizar de la ventana, a semi sombra y en un lugar ventilado. En verano, debes regarla más a menudo pero únicamente cuando veas que la tierra está algo seca; en invierno, espacia más los riegos (esta planta resiste temperaturas de 2-3º C sin agua) porque un exceso podría provocar que la planta se pudriera. Si hace mucho frío, puede que las ramas se arruguen y se pierdan, por lo que protégelas de temperaturas extremas. Las enfermedades que más le afectan son las manchas negras y la podredumbre: si ves que los tallos se secan demasiado, elimina las partes afectadas y sitúa la planta en una atmósfera seca porque la humedad ambiental debe ser lo más reducida posible. Abónala en primavera y verano y conseguirás que florezca de forma continuada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s